Descubre cómo incrementar la eficiencia de tus entregas sin almacenar tu mercancía

28 de noviembre del 2022

La distribución y el almacenaje dentro de la logística se implementa de muchas formas y requiere distintas técnicas dependiendo de los objetivos que se tengan planteados. Existe una gran cantidad de componentes que pueden aportar a la facilidad de la gestión de materiales, productos o cualquier otra cosa que se quiera transportar y así, brindar un buen servicio.

Entre las distintas técnicas para el trato de mercancía, existe el cross-dock, que se desarrolla como un proceso que facilita la distribución de mercancía y disminuye considerablemente el tiempo de almacenamiento, pero ¿cómo lo hace?

El cross dock consiste en preparar de manera inmediata la mercancía para volver a ponerla en ruta, desde un medio de transporte de llegada a uno de salida, para que el producto pueda llegar a su destino final sin tener que pasar tiempo en almacén y no sean manipulados ni tratados de ninguna forma.

Este proceso parte de la alta demanda de productos y la necesidad de abastecer más y más a los consumidores, creando esta técnica de distribución que se salta al almacén como un paso clave en la cadena de suministro y pone en marcha al producto para una entrega mucho más ágil.

 

 

Pasos para un cross dock exitoso

Como primer paso para lograr un cross dock exitoso está la planificación, que consiste en la comunicación entre el principal proveedor y el intermediario encargado de la logística, actividad que ayudará a la coordinación del plan de trabajo e iniciará el proceso de acomodo de mercancía en el primer medio de transporte.

Después viene el etiquetado de la mercancía en la que se identificarán las tarimas de producto dependiendo de su destino final y el medio que lo llevará a su etapa final.

El producto llega entarimado al lugar que fungirá como punto intermedio donde las tarimas serán desarmadas para enviar la mercancía hacia su rampa correspondiente y será puesto en ruta.

 

Todo esto requiere de una gran armonía y coordinación de todos los implicados en el proceso logístico; desde los primeros proveedores con la creación de un plan de carga y descarga que facilite las labores, hasta el personal en el centro de distribución para realizar la descarga y nueva carga de productos, y finalizando con los consumidores que representaría el destino final de una mercancía en su ciclo de vida.

La fase de descarga de mercancía al centro de distribución también tiene que pasar por un proceso estricto de revisión y registro de productos, mantener un conteo que pueda servir de inventario y buscar algún defecto en los empaques que pueda resultar con error y no pase el control de calidad.

Beneficios del cross dock

Siendo el principal objetivo del cross dock disminuir lo máximo posible el tiempo de la mercancía en almacén, existe este tipo de cross dock directo que consiste en el paso de mercancía inmediato hacia vehículos de transporte para su distribución; también existe el tipo indirecto en el que el producto entra a almacén para pasar por un proceso de reempaque y volver a ser puesto en ruta.

El primer beneficio de usar cross dock llegaría en el apartado del ahorro de almacén, o al menos de espacio, ya que no se necesitaría un lugar tan espacioso ayudando a reducir costos de renta o un distinto aprovechamiento al espacio que no se está utilizando por la inmediata distribución.

Otro beneficio sería el manejo de los tiempos de los productos y la necesidad de darles salida debido a su fecha de vencimiento, cosa que, sin un necesario refrigerado o almacenaje específico, se eliminaría con el cross dock. 

Por último, la ventaja que da manejar este proceso es que la organización y planeación previa está hecha precisamente para ejecutarse de inmediato y con una velocidad alta para no entorpecer o estorbar a otros procesos; por eso es muy probable que el tiempo de trabajo de éste sea más intenso pero menor en cantidad.

Ésta es una técnica más que se usa en la logística y que, desde su planeación estratégica, busca brindar el mejor servicio ofreciendo distintas posibilidades y procesos que se puedan ajustar a los que busca el cliente, respecto a variables como pueden ser los materiales o los destinos a donde va su mercancía.