Qué presentación le quieres dar a tu mercancía: la maquila

Dentro de la logística, la maquila abarca distintos procesos en los que se trabaja un producto, desde la producción hasta la distribución final. En esto existen dos tipos de maquila: maquila pesada y ligera. La diferencia está en el tipo de herramienta (ej. máquinas, inyectores, etc) y la finalidad está en cada una.

Maquila pesada

La maquila pesada se enfoca más en procesos de fabricación y producción. Se habla acerca del uso de los recursos y la recolección de estos, ya sea a través de la extracción directa o mediante la importación para generar una transformación y crear un producto final.

Maquila ligera

Mientras que la maquila ligera se centra en los procesos de empaque/embalaje de productos a su destino final. Los servicios que se proporcionan dentro de ésta van desde el etiquetado y empaquetado, hasta el entarimado y emplayado para que el producto esté listo para cumplir con su principal objetivo: llegar al consumidor con la presentación solicitada.

Generalmente en la ejecución de la maquila ligera, se requiere más del uso de mano de obra a diferencia de la pesada, que se emplea el uso de maquinaria. Por lo cual requerimos de un personal capacitado y la infraestructura necesaria para que los productos puedan avanzar a una siguiente etapa sin complicación y facilitar los siguientes pasos del ciclo de vida de éste, ya sea el almacenamiento o la distribución.

Existen distintos procesos de maquila ligera:

Pick & Pack, es un tipo de maquila que se refiere a la selección y agrupación de productos (pick), para después pasarlos a la forma de presentación con le empaquetado (pack); todo esto, usualmente, se maneja dentro de almacenes y varía de procedimientos de la infraestructura con la que se cuente.

Reempaque, consiste en empacar nuevamente diversos productos, ya sea dándoles alguna personalización o un empaque para su venta final que brinde una mejor manipulación del producto, contención y protección. Este proceso puede ser llevado a cabo de manera automática o a través de mano de obra.

Codificado o lotificado, se basa en etiquetar e identificar los empaques por lote de producción, con el propósito de gestionar fácilmente el almacenamiento y prevenir el descontrol a causa de un producto defectuoso. La codificación puede ser numérica, alfabética o alfanumérica, y depende totalmente de la empresa y sus necesidades.

Retractilado, se encuentra en la última fase de la maquila. Aquí se envuelve el producto o empaque en un termoplástico y mediante un proceso a través del calor, éste se contrae brindando mayor estabilidad e higiene al empaque, dándole un mayor cumplimiento con los estándares de calidad y cuidado del producto. 

En SODISA somos expertos en Maquila Ligera, brindando el mejor servicio para nuestros socios comerciales en donde lo requieran.

Contáctanos y haz crecer tu negocio.